Guía del viajero: El ABC del overlander por América

guia del viajero:

Recorrer las américas en algún tipo de vehículo es sin duda el sueño de muchos. Sin embargo, hay trabas de todo tipo que nos frenan a tomar la decisión de “dejar todo para darle la vuelta al mundo”. Tuvimos la suerte de poder conocer gran parte del fascinante continente americano, y fuimos recolectando muchas de las dudas que la gente nos pregunta con frecuencia sobre como “Vivir viajando”. Es por esto que escribimos esta Guía del viajero, para que tengan una idea de como solucionamos algunos varios asuntos que se nos presentan en el día a día. Esperamos que les sea útil y ya profundizaremos algunos temas en futuras guías. 

Como cruzamos fronteras

En cada frontera el proceso es casi el mismo:

1-Migraciones del país que abandonamos: trámites de las personas para salir del país.
2-Aduana del país que abandonamos: cancelar el TIP (permiso temporario de importación) del vehículo.
3-Migraciones del país al que entramos: trámites para ingresar legalmente.
4-Aduana del país al que entramos: obtener el TIP del vehículo para circular en el nuevo país.
5-Obtener el seguro obligatorio (SOAT) en el país al cual entramos, en caso de que sea necesario.

Cruzar una frontera te puede lleva alrededor de dos horas, dependiendo de cual sea. En cada país hay fronteras de menor jerarquía y menos concurridas que otras.

Recomendamos leer páginas como Wikioverlander (en inglés) o la de los chicos de Creciendo en el Camino. Hicieron un buen resumen de todo lo que te piden. Documentación y fotocopias requeridas, costos burocráticos, estadías máximas tanto para las personas como para el vehículo y seguro correspondiente.

Dentro de esta categoría es importante averiguar de ante mano cuanto tiempo se puede quedar uno dentro de cada país. En general, el vehículo puede circular el mismo tiempo que las personas, con excepción de algunos países. En Panamá por ejemplo, para el vehículo te dan 30 días (extendibles) y a las personas 90 días. Otro ejemplo es México, donde te dan 10 años para el vehículo si éste está registrado como “motorhome”, mientras que a las personas nos dan tan solo 6 meses.

Una técnicas para extender la estadía en un país es cruzar al país mas cercano y retornar a los pocos días. Aunque esta técnica no siempre funciona.

A continuación detallaremos los tiempos permitidos durante nuestro paso. Se debe tomar como una experiencia aduanera entre 2017 y 2019, no como algo de por vida ya que las leyes van cambiando.

BOLIVIA BRASIL
Vehículo: 30 días extendible.
Personas 90 días extendible.
Vehículo: 180 días extendible.
Personas 180 días extendible.
PERÚ ECUADOR
Vehículo: 180 días por año.
Personas: 180 días por año .
Vehículo: 90 días por año.
Personas: 90 días por año.
COLOMBIA PANAMÁ
Vehículo: 90 días por año extendible
por otros 90 días.
Personas: 90 días por año extendible
por otros 90 días por aproximadamente 30 dolares.
Vehículo: 30 días por año extendible por otros 30 días.
Personas: 90 días por año extendible por otros 30 días.
COSTA RICA NICARAGUA-HONDURAS-EL SALVADOR-GUATEMALA (G4)
Vehículo: 90 días por año.
Personas: 90 días por año.
Vehículo: 90 días en cada País por default salvo Nicaragua que te da 30 días renovables en Managua.
Personas: 90 días para todo el G4.
BELICE MEXICO
Vehículo: 30 días.
Personas: 30 días.
Vehículo: 180 días, salvo que este registrado como motorhome entonces son 10 años.
Personas: 180 días.
ESTADOS UNIDOS
Vehículo: no hay limite.
Personas: 30-180 días dependiendo de tu nacionalidad y las ganas del oficial migratorio. Si tenes que sacar ESTA (europeos) te dan 90 días.

Por último, las fronteras en Centroamérica nos resultaron un poco más caóticas y desordenadas que en Sudamérica. Esto tómenlo con pinzas, porque pudo haber sido solamente buena suerte con la que contamos en SA. Al haber cruzado la mayoría de las veces por fronteras pequeñas y menos concurridas, todo estaba más organizado. En las fronteras en CA nos revisaban más, nos hacían ir de acá para allá, teniendo que adivinar uno en que edificio había que hacer cada trámite.

Cómo sabemos donde dormir

Las respuestas a casi todas nuestras preguntas están en Ioverlander, aplicación tanto web como móvil que es la biblia de los viajeros sobre ruedas. Ioverlander es un mapa, como google Maps, lleno de iconos que te van indicando datos importantes:

  • Donde se han quedado a dormir otros viajeros tanto pagando como libre. Encontrar un lugar seguro para pasar la noche es importante, por lo que tener la experiencia de otros suma muchísimo. 
  • Donde cargar la garrafa/bombona (algo que no es tan frecuente pero que cada 2 a 4 meses es necesario recargar para cocinar, calefaccionar o calentar agua).
  • Otro tipo de colaboraciones que pueden aparecer en Ioverlander: lugares turísticos, restaurantes, policías corruptos, agua potable, lavanderías, mecánicos, entre otros.

Acceso a WiFi, dinero, telefonía móvil

Para Internet, lo mejor es sacar un chip en cada país o sacar un chip multipaís en caso de que exista. En general, Claro es la compañía que tiene mejores planes para varios países, pero lo más común es sacar un chip (SIM) nuevo luego de cada cruce de frontera.

guia del viajero: celular
guia del viajero celular

En cambio, si no necesitás de Internet las 24hs, el acceso a WiFi es bastante bueno tanto en grandes ciudades como en pueblos. Plazas públicas, restaurantes, centros turísticos, bibliotecas, campings, paradores de playa, estaciones de servicio. Son algunos de los lugares en los que frecuentemente encontrarás Internet gratuito.

Hablemos del dinero. En cada frontera uno puede cambiar dinero del país que está dejando por dinero del próximo destino. También es muy común cambiar dólares por la moneda local. Pero recuerden que las casas de cambio oficiales dan mejores réditos por el dólar.

En nuestro caso, nos manejamos más con extracciones en cajeros automáticos. Hay veces que te cobran alrededor de 3 dólares por extracción, por lo que conviene sacar una buena cantidad cada vez. Asegúrense de que sus bancos no les cobren una tasa extra.

Seguro de viaje

Antes de contratar un seguro de salud pago, les recomendamos que averigüen si sus tarjetas de crédito/débito cuentan con un seguro de asistencia al viajero. En muchos casos el seguro de las tarjetas evita que tengan que pagar un seguro durante los primeros tres meses de viaje. Algo importante a tener en cuenta es que los seguros de salud que brindan las tarjetas no son acumulables. Cualquiera de ellos tienen cobertura para los primeros 90 días fuera del país propio, pero no se pueden intercalar los primeros tres meses una tarjeta y los siguientes tres meses otra tarjeta.

Ahora hablaremos de los seguros pagos. Dentro de los overlanders, la compañía de seguro de salud más renombrada para viajeros de largo plazo es WorldNomad. A nosotros nos resultó cara, pero conocemos a varios viajeros que la contrataron y tuvieron una muy buena respuesta.

En nuestro caso, recurrimos desde Argentina a Asegura Tu viaje que ofrece un servicio tercerizado, subcontratando otras empresas de salud. El costo es mucho menor con respecto a WorldNomad. Por suerte, solo en pocas ocasiones hemos tenido que utilizar este servicio, pero el pago de una guardia en Costa Rica de 140 dólares fue reembolsado (un tiempo más tarde) sin problema.

Es realmente necesario tener seguro? Creemos que sí. No es un costo muy alto y ante alguna emergencia te salva. Muchos incluyen vuelo a tu país y otros beneficios ante algún percance de salud tuyo o de tu familia. Hemos conocido viajeros sin seguro que tuvieron problemas imprevistos de salud y tuvieron que pagar muchísimo por cirugías y otros. Aunque algunos países cuenten con hospitales públicos, siempre viene bien y te da cierta tranquilidad tener seguro. Además de dejar tranquilos a las madres, padres y familiares!

Agua: entrada y salida

El agua es el recurso que más se cuida y se necesita durante el viaje. Imagínense que se la necesita para tomar, lavar los platos, cocinar, ducha e inodoro. No todos tienen grandes tanques de almacenamiento y, en algunos lugares, no es tan fácil de conseguir.

En general, se consigue de forma gratuita en estaciones de servicio (gasolineras). Al viajar, uno va desarrollando un “ojo de águila” para las conexiones de agua, descubriéndolas por todas partes. Depende del lugar si se pide permiso o se carga sin preguntar.

Otros lugares donde se puede conseguir agua fácilmente: lavaderos de autos, bomberos, restaurantes, oficinas de turismo o entradas a parques nacionales, reservas naturales, plazas públicas y como no: en fuentes naturales como ríos, cascadas, etc.

En alguna que otra localidad o país, se puede consumir el agua “del grifo” (Ej: ciudad de Panamá). Pero la realidad es que el agua potable se compra en un 80% de los casos y no es cara. Conviene contar con un bidón de 20 litros que se consigue por 2 a 6 dólares. Una vez que se vacía el bidón, se intercambia por otro lleno de la misma marca a muy bajo costo. El problema es cuando cambias de país y no tienen la misma marca de bidón. Lo que hay que hacer en estos casos es vertir el agua del bidón nuevo dentro del tuyo, y devolver el nuevo.

Existen filtros para purificar el agua aunque no son tan baratos. También la técnica de hervir el agua nos ha salvado muchas veces, siempre y cuando la fuente sea de confianza.

Una pregunta un poco incómoda para algunos viajeros es que hacemos con el agua del baño (aguas negras) y el agua de la cocina y ducha (aguas grises). El tema es simple: tiene que salir del camper en algún momento.

Para esto lo ideal es tener un tanque de aguas negras movible, que sea práctico de quitar y vaciar en un inodoro o algún lugar lejos de la civilización. Caso contrario, muchos utilizan la técnica de forrar con una bolsa de plástico el inodoro para que “la caca” no vaya al tanque y así ahorrarse el desagradable momento de vaciarlo. Algunos productos químicos podrían ayudar a que el momento no sea TAN feo, pero si lo pueden evitar, evítenlo! La orina puede ir al tanque negro y luego ser vaciada siempre lejos de gente. Por otro lado, vaciar el agua gris, no es tan problemático porque de última es agua sucia. A un costado de la ruta, o en un descampado, es lo ideal.

Tema seguridad

Es un tema relativo. Se escuchan historias de robos y secuestros de camionetas. Con el vehículo sin gente, con gente adentro, en grandes ciudades, en el campo, con la policía, con los paramilitares. Pero la realidad es que teniendo en cuenta que uno está expuesto las 24hs del día, viviendo en la calle, llamando un poco la atención, son pocos los casos de inseguridad a la hora de viajar. De más está decir que en todos los países hay zonas que son mejor evitar.

Algunas precauciones para tomar:

  • Evitar zonas de mala fama reales.
  • Tratar de NO conducir de noche.
  • No tener cosas costosas a la vista.
  • Intentar dormir en camping o zonas seguras lo más posible.
  • Tener un escondite para las los objetos valiosos e importantes como los documentos.
  • Tener a mano algún celular viejo o que no funcione para entregar en caso de asalto

Otro tema a considerar respecto a la seguridad, es que uno estará viajando por países con dudosa estabilidad política y/o económica. Tuvimos la suerte de no presencia ninguna crisis aguda. Pero es algo que sin duda te puede llegar a tocar. En el 2018, dos meses después de dejar Nicaragua, se generó una crisis sociales tremenda en la que hubieron muchos muertos, heridos, carreteras cortadas. También hubo crisis en el 2019 en Ecuador. Ni hablemos de Venezuela, con una crisis económica extrema que hizo que, al igual de la mayoría de los viajeros, dejemos de visitar este país. 

Esto no significa que uno esté en riesgo de vida ni mucho menos, pero son momentos de toque de queda o de poca movilidad. En definitiva, sepan que puede tocar algo así y que en el mejor de los casos significará perder un par de semanas esperando a que se calme el clima o cruzar frontera lo más rápido posible. 

Costos de vida

Sin duda el mayor gasto en nuestro caso es el combustible. Por eso: cuanto más lento vayamos MEJOR. Si manejamos 500 km para llegar a una playa y pasamos 10 días ahí, es diferente a llegar y al otro día manejar nuevamente. Se amortigua más el gasto.

A doller bills in a wallet

Otro gasto importante que puede llegar a tocar sería algún mecánico o pedir alguna pieza o repuesto a otro país. Por suerte no nos ha tocado pasar por esta situación. Pero es algo que a algunos viajeros americanos o europeos (con modelos no tan comunes) les ha pasado. Esto implica, pausar el viaje por un tiempo prolongado y mucho gasto de importación y envió de la pieza.

En lo que se refiere a agua, comida, atracciones turísticas: el gasto puede ser desde muy bajo a algo caro, dependiendo de tu presupuesto. Un almuerzo típico está entre 1,5 a 4 dólares en la mayoría de los países. Las compras en los mercados son muy baratas. Las entradas a parques nacionales dependen de cada país. En muchos países son gratis pero por ejemplo en Costa Rica la mayoría cuesta 15 dólares apróximadamente.

Lo mejor de vivir en casa rodante: no hay gastos fijos como los que uno paga en una ciudad. No hay que pagar el agua, la luz, impuestos ni expensas.

Comodidades y Restricciones para motorhomes

A diferencia de Estados Unidos o Europa, en latinoamérica no hay prácticamente restricciones para casas rodantes o caravanas. Uno puede estacionar en donde cualquier otro vehículo lo tenga permitido. Nadie te va a mirar raro, al contrario, probablemente seas la atracción del pueblo.

Los viajeros argentinos copan Puerto Lopez, Ecuador.

Lo malo es que estos países no están tan preparados para recibirnos. No abundan las instalaciones con desagüe, electricidad, Internet y seguridad. Cada tanto se consiguen campings muy bien puestos. Pero lo más frecuente es parar en el estacionamiento de un hotel, de un restaurante, de atracciones turísticas, club de playas, agencias de turismo, paradores de ruta, estaciones de servicio, que te brindan sus comodidades. Algunas de las estaciones de servicio son ruidosas y precarias, pero otras están impecables (hasta incluyen ducha con agua caliente y WIFI).

Como solventar el viaje

Muchos de ustedes pensarán que para vivir viajando hay que tener muchísimo dinero ahorrado o ingresos fijos todos los meses. Pero les adelantamos que no es el caso del 90% de los viajeros. Este es el tema más interesante y fascinante: cómo cada viajero, pareja o familia se las ingenia para continuar en la ruta y costearse el viaje. Hemos conocido cientos de viajeros con ideas muy originales, y a continuación les mencionaremos algunas de estas formas:

  • Tener un ingreso fijo en su país de procedencia. La forma más fácil. Latinoamérica es barato!
  • Viajar vendiendo productos: Artesanías, comida, juegos didácticos, libros contando la experiencia de vivir viajando, postales, calcomanias, proyecciones de cine, cerveza artesanal, etc.
  • Viajar vendiendo servicios: fotografía, modelaje, drone, youtubers, y bloggers.
  • Trabajar freelance: trabajar a distancia gracias al Internet.

Por supuesto lo más clásico es el viajero en combi Volkswagen con perro y/o hijos onda hippie siglo XXI. Venden lo que sea, gastan poco, rezan para que a la combi no se le ocurra una visita al mecánico; y en gran medida, dependen de la caridad y la solidaridad de los locales con los viajeros. Porque no importa con que presupuesto viajes: los locales te van ayudar. Un plato de comida, mecánicos buena onda, lugar donde pasar la noche. Viajando de esta forma jamás te dejás de sorprender por todo lo que recibís y por la eterna generosidad y bondad de mucha gente.

Esperamos que esta Guía del viajero les haya sido de utilidad. Cualquier duda consulten! Y ya vendrán más guías para profundizar en cada uno de los temas.

Quizás te interese leer nuestro artículo de como comprar un vehículo en USA siendo turista.