Viajes - Guatemala

Guatemala: cruce de frontera y ruinas impactantes!

Blog Guatemala parte 1

La tercera es la vencida! La frontera de Belice a Guatemala junto a la familia francesa fue todo un éxito, sin ningún tipo de complicación y con muy buena onda por parte del personal que nos atendió. Comimos todos juntos en unos puestos callejeros: comida casera, rica y barata otra vez! Se sintió casi como estar en México, salvo por el mayor grosor de las tortillas de maíz.

Nuestro primer destino fueron las ruinas mayas poco conocidas de Yaxha, a las cuales se accede por un infernal camino de tierra. Fue la primera vez en el viaje que el camper se tambaleó de tal modo, aunque sabíamos que no sería la última. A partir de aquí mejor acostumbrarnos a este tipo de caminos. Llegamos justo: fue necesario correr hasta las ruinas y subir a toda velocidad hasta la cima de la pirámide para poder presenciar un precioso atardecer sobre el lago que rodea a este sitio arqueológico.

Esa noche paramos en un camping a las orillas del lago. A nuestro lado estaba el motorhome de los franceses y a pocos metros estaba estacionado otro truck camper que no tardamos en averiguar que pertenecía a una pareja de americanos, con los que compartimos unas cervezas y nos terminaron invitando unos riquísimos tamales.

Por la mañana visitamos las ruinas, pero esta vez sin apuros. Se encuentran ubicadas en el medio de la selva, con todo lo que esto implica: se nos cruzaron varios zorros, y nuestros amigos los monos aulladores no podían faltar. Esta vez decidimos seguir sus gritos para alcanzarlos. Por fin los vimos en acción! Hay varias pirámides a las que se puede subir, y aún quedan muchas pirámides sin excavar que por el momento no son mas que montañas llenas de vegetación. Disfrutamos de la poca cantidad de turistas.

El templo principal donde vimos el atardecer.
Atardecer en nuestro camping y despedida de Yaxha.

Al día siguiente conocimos el pueblo El Remate, donde estacionamos en un lugar tranquilo frente al lago. Pasamos la tarde tomando mates con los hermanos mendocinos de MotorBar, con los que intercambiamos yerba por una de sus exquisitas cervezas artesanales.

Y cada tanto llega el “sacrificado” día en el que nos toca madrugar. En este caso fue para visitar las famosas ruinas arqueológicas de Tikal. Nos levantamos a las 6am para evitar el gentío y el calor. Esta antigua ciudad es enorme! Nos llevó alrededor de 6 horas caminarla. Para que un sitio arqueológico nos sorprenda luego de haber visitado tantos otros, tiene que ser muy bueno. Pues así fue, estas “ruinas” son muy especiales. La Plaza Central es espectacular desde cualquiera de sus ángulos! Algo importante para mencionar, es que aquí se filmaron algunas escenas de Star Wars. “Pertenece al episodio 4, cuando los rebeldes llegan a la base”, afirmó con seguridad Juampi, el sobrino de Martín apenas recibió la foto.

Escena de Star Wars
Y una vez más: gracias Mayas por esta pirámide! Sin palabras.
Fauna autóctona recorriendo las ruinas

Al día siguiente fuimos a la Isla de Flores, a la cual pudimos acceder en nuestro Camper atravesando un puente. Nos estacionamos en una calle en la que estaba lleno de motorhomes, y al interactuar con sus habitantes comprobamos que todos eran franceses, y para variar: con hijos, viajando en familia. Eso es algo que admiramos de Francia: es fácil retirar a los chicos del colegio por un año, dándoles a las familias la oportunidad de viajar por el mundo. Las madres les dan “school classes” a sus hijos todos los días para que no se atrasen respecto a sus compañeros, además de todo lo que aprenden al conocer cada país.

Caminamos por las coloniales calles de la isla, con casas de colores, y paramos a almorzar en un restaurante vegetariano con terraza frente al lago. Más tarde tomamos una lancha para cruzar de la isla a otro poblado en el que tras una corta caminata se llega al “mirador”, pudiendo ver la Isla de Flores desde las alturas.

Camping en la Isla de Flores rodeado de Motorhomes de familias francesas.

TIPS PARA VIAJEROS

  • La entrada a las ruinas de Yaxha incluyen tres dias de camping a la orilla del lago. Muy lindo!
  • Tikal es mejor a la mañana para evitar el calor y la gente. La entrada a las ruinas cuesta 20 dolares pero lo vale. Existe la posibilidad de entrar para el amanecer pero es con guía y pagando un extra, para ello conviene quedarse en el camping in situ.
  • En el Remate, se puede acampar en la orilla del lago gratuitamente y es seguro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *